Los celos en el niño

Cuando un niño está celoso, lo está pasando mal. Está sucediendo algo en su entorno, (normalmente es el nacimiento de un hermanito) que hace que se sienta desplazado o no querido, sobre todo en la relación con los padres.

Ante esta situación, se suele reaccionar recriminándole sus sentimientos, como si no se pudiera tener celos, cuando los celos son un sentimiento que todos conocemos porque los hemos sufrido alguna vez.
Por eso, en vez de recriminar y hacer sentir mal al niño, hemos de estar a su lado, reconfortarlo y darle seguridad.
Cuando la causa es el nacimiento de un nuevo hermanito, señalarle con naturalidad que hay atenciones que el pequeñito necesita, y seguir comportándonos con él igual que lo hacíamos antes de que naciera el hermano.

El hecho de darle un espacio a esos celos, ayuda al niño a poder vivirlos con naturalidad y superarlos a la vez que se sentirá escuchado y atendido. Así irá superando la situación que le ha generado esos celos.

Isabel Mª Chueco Ruiz

Psicóloga Col. Nº 23144

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s