Alimentos para la piel

144336463_1

La piel es el órgano más extenso de nuestro cuerpo. Es la primera barrera de defensa y el espejo de lo que pasa en nuestro interior. Por eso debemos protegerla, especialmente en verano. Además de ser prudentes con la exposición a los rayos solares y de hacer ejercicio de manera habitual, es importante hidratarse bien y alimentarse de forma adecuada.

Los dermatólogos coinciden en que la alimentación constituye un factor de mucha importancia tanto en la prevención del efecto oxidante del sol del verano (foto envejecimiento) como en el tratamiento de enfermedades de la piel. Toda una lista vitaminas, aminoácidos, ácidos grasos insaturados, antioxidantes y oligoelementos que nutren, oxigenan y tersan la piel a base de tratamientos internos, no tópicos.

A través de esta selección de alimentos que hemos preparado, lo que se busca es una dieta natural y saludable que regenere tejidos para logar una piel sana y reluciente.

  1. Agua:

El agua es el primer alimento que debe considerarse en el cuidado de la piel. Conviene que esté depurada.

No hay que olvidar que el agua también la encontramos formando parte de los alimentos. En algunas frutas (como la sandía, el melón, la pera, las cerezas y las naranjas) y verduras (acelga, espárragos, lechuga, pimiento) el 90% de la composición es agua. Otra forma de ingerir agua es tomando zumos naturales, infusiones, etc.

  1. Brócoli:

Toda la familia de las coles, y en especial el brócoli, es rica en vitamina C y E. La vitamina C es importante para el cuidado de la piel por ser necesaria para la producción de colágeno, una proteína básica para mantener la piel tersa y sin arrugas, mientras que la vitamina E protege las membranas celulares de la piel y defiende contra el daño por radiación de rayos UVA.

  1. Zanahoria:

La zanahoria destaca sobre el resto de hortalizas por su elevado contenido en beta-caroteno, antioxidante que una vez ingerido, se transforma en vitamina A o retinol. Este compuesto ayuda a reparar los tejidos y protege a la piel de la exposición al sol.

Podemos consumirlas crudas, en ensaladas o a modo de palitos para mojar en salsas (hummus, tzatziki, guacamole), o en forma de purés o guarniciones.

  1. Frutas:

En verano, cuando el sol es más intenso, es cuando tenemos las frutas más ricas en vitamina C y antioxidantes. Las frutas tropicales son las que tienen un contenido más elevado en vitamina C: guayaba, papaya, mango y, en menor cantidad pero también significativa: fresas, moras, kiwis, litchi, naranja, papaya, mandarina.

La vitamina C es importante para el cuidado de la piel por ser necesaria para la producción de colágeno, una proteína básica para mantener la piel tersa y sin arrugas.

  1. Pescado azul:

Contienen altos niveles de grasas omega-3, que permiten una mayor permeabilidad de las membranas y, en consecuencia, un mejor funcionamiento celular. Estos nutrientes, por su carácter antiinflamatorio, también pueden ayudar a aliviar la inflamación en la piel. Se aconseja evitar las frituras y optar por preparaciones más ligeras, como el estofado, la plancha o el papillote.

  1. Avellanas:

Este fruto seco es uno de los más ricos en vitamina E, que nutre y protege la piel del sol.

Las avellanas son un alimento muy denso en energía y nutrientes con lo que, con un puñado al día (25 gramos aproximadamente) será suficiente para beneficiarse de sus propiedades de forma equilibrada.

Podemos consumirlas enteras como aperitivo, agregadas a ensaladas o al yogur, incorporadas en platos de pescado, carne o incluso pastas o arroces.

  1. Cereales integrales:

Los cereales completos contienen selenio, un antioxidante imprescindible que ayuda a proteger la piel de los daños del medio ambiente y promueve su elasticidad. Sin embargo, hay que tener precaución con la dosis, ya que los suplementos de selenio industriales a dosis altas han sido relacionados con problemas de salud, por eso siempre aconsejamos obtener las vitaminas y minerales a través de la alimentación.

  1. Pipas de calabaza

Las semillas de calabaza son una fuente importante de zinc, por tanto protegen las membranas celulares, ayudan a mantener el colágeno y promueve la renovación de la piel.

Neus Pérez Navío

Dietista-Nutricionista Col. Nº CAT000946

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s